Arquetipo del Mes: Arquetipo Piscis

ARQUETIPO DEL MES: #ArquetipoPiscis.

PISCISPiscis es un signo asociado al Agua. Es el último signo de la rueda zodiacal, por ende rige los cierres de ciclos y la disolución del ego separado.

¿Para qué nos sirve comprender el Arquetipo Piscis?

Independiente del signo solar que seamos, el arquetipo de Piscis nos permite conectarnos con el poder específico de esa calidad energética. Piscis es un signo naturalmente compasivo, tierno, imaginativo, amoroso, artístico y creativo.

Para entender el papel que juega este signo como mecanismo de nuestra conciencia debemos comprender su naturaleza intrínseca.

Regencias de Piscis.

A Piscis lo rigen dos signos:

  • Júpiter: Es el planeta de la Ley Cósmica. En nuestra psicología Júpiter modela los patrones mentales. Júpiter en Piscis se expresa a través de su exuberancia y su prodigalidad. Las emociones pisceanas son dramáticas, su contacto es creado a través del desbordamiento.  Júpiter en Piscis es el actor principal para crear los modelos con lo que vivimos cotidianamente.
  • Neptuno: El regente principal de Piscis nos conecta con la mística y la trascendencia. Neptuno es un planeta transpersonal, lo que significa que nos conecta con esferas más profundas de la Superconsciencia o Dios. Neptuno nos ayuda a conmovernos emocionalmente, nos ayuda a conectarnos con las emociones y a disolvernos con la totalidad del cosmos. Neptuno además nos enseña a confiar, a entregarnos.

Exaltación de Venus en Piscis.

A su vez, entender la exaltación de Venus nos ayuda de sobremanera a comprender esta faceta de la conciencia. Venus es la diosa de lo bello, lo armónico, lo placentero. Venus se exalta en Piscis por que le permite imaginar y así conectarse con el arte, con todas las expresiones humanas de lo bello. El arte nos permite manifestar una frecuencia vibratoria que cambia el entorno, recordando a Dios.

Piscis es altamente imaginativo y creativo.Venus resulta ser la puerta que nos conduce a la liberación de nuestro pasado y a la construcción de un futuro donde sólo existe el deleite.

e4a3621d5ca1a7099fbd15ffd567ea8a_article

Foto por Katherina Plotnikova

El papel de Piscis en la transformación de nuestra Conciencia.

En Qabalah, existe un proceso natural que expresa la manera en que la conciencia funciona.

El primer estadio de esa conciencia es la esclavitud (asociada a Capricornio): Una mente encapsulada en sus manifestaciones físicas se limita, se esclaviza. Piensa en tu infancia, en tu pasado, en tu historia, piensa en las formas que te rodean: tus hijos, tu esposo/a, tu trabajo, tu dinero, tu vida espiritual, tu vida íntima. Ahora piensa en cómo te defines a ti mismo creando la relación con tu entorno. Si no tienes la fortaleza suficiente, y tu vida externa te reporta un caos, lo más probable es que experimentes una profunda depresión. De esto se trata la esclavitud. nuestra conciencia olvida quién realmente es cuando solo identificarse con sus experiencias sensoriales.

El segundo estadio es el despertamiento. Estamos cansados de nuestras limitaciones, estamos agotados del dolor, y por eso nos precipitamos a una crisis. No soy quién dije que era, pero no se quién soy en realidad. Sabemos lo que no queremos, pero no sabemos lo que sí. Nuestra estructura cae alrededor nuestro, la piezas se desarman y ahora lo que queda es volver a armarnos, pero ¿cómo?

El tercer estadio es la Revelación (asociado a Acuario). Como la palabra lo indica acá surge algo maravilloso. Nuestra mente pasa de estar esclava, a luego estar en una crisis. Ahora el deseo se presenta como una revelación, nos muestra lo que queremos alcanzar, lo que queremos ser, y nos devela una abanico de posibilidades acerca de lo grandes que podemos llegar a ser.

Para el cuarto estadio, aparece el Arquetipo de Piscis, en este momento la conciencia se reorganiza. Necesita ahora incorporar en su entorno, en su cuerpo, en su constitución la nueva forma en que se ve, mucho más amplia, más abundante, más tranquila, y más completa.

Piscis representa la somatización de nuestros nuevos estados mentales. Júpiter lo rige porque crea nuevos patrones, nuevos modelos mentales que sostienen nuestra nueva vida. Neptuno le ayuda a conectarse con su lado más profundo, y le ayuda a confiar en la expresión perfecta de la vida. Pero Venus juega el papel más importante, porque nos recuerda lo importante que es abrir la mente, el corazón y la puerta de nuestra Alma para crear otros mundo, la imaginación es la causa y el origen de la somatización de nuestra nueva vida.

Siempre que sea necesario, podemos acceder al Arquetipo de Piscis para transformar nuestra vida.

Si te gustó ¡comparte!

 

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: