La Despedida de Saturno en Sagitario. ¿Qué viene con Saturno en Capricornio?

BLOG

Saturno en Capricornio

El próximo 20 de Diciembre Saturno ingresará a Capricornio y cambiará radicalmente la energía.
Así que hay dos cosas que debemos considerar:
- Lo que queda como experiencia en Sagitario.
- Cómo podemos aprovechar este cambio de energía.

Saturno es considerado en la Astrología Tradicional uno de los planetas maléficos. Asociado con el dios limitador del tiempo y el karma. Ante esto, nos es fácil pensar que los movimientos y cambios de Saturno nos afectan de manera negativa; sobre todo cuando en nuestra Carta Natal Saturno es un planeta predominante.

Sin embargo las cosas cambian, y la Astrología ha crecido y desarrollado su sabiduría de maneras mucho más amplias. Somos cada vez más los astrólogos que reconocemos que no hay planetas maléficos ni benéficos, y que la consciencia del individuo puede cambiar radicalmente las definiciones o estadísticas.

Así que si los cambios planetarios dependen de nuestra consciencia individual, más nos vale crear una imagen mucho más apropiada de Saturno y aprender a aprovechar este cambio energético.

Antes de la invención del telescopio (s. XVII), los astrólogos sólo consideraban 7 planetas, incluyendo el Sol y la Luna. El último y más lejano al Sol era Saturno. Saturno astronómicamente y físicamente hablando es un planeta congelado, sus anillos son una gran cantidad de bolas de nieve que lo orbitan constantemente, cada bola del tamaño de una luna pequeña.

Todos estos conceptos arrojan valiosísima información simbólica de Saturno, porque Saturno es en realidad el agente condensador y manifestador de la consciencia. Si el Sol es la imagen de la experiencia espiritual, el Yo más íntimo y verdadero en cada uno, Saturno, el planeta más lejano a él, representará las experiencias físicas materializadas que funcionan como un reflejo exacto y proporcionado de la imagen de nosotros mismos.

En medio del Sol encontramos a la Luna, nuestras tendencias emocionales; a Mercurio, nuestros estados de consciencia; a Venus, nuestra imaginación; a Marte, nuestra acción; y a Júpiter, las creencias y patrones que modelan nuestra vida. Todos ellos son una especie de conducto que nos llevan a la última estación: Saturno, el agente condensador de nuestra realidad.

Saturno tiene características muy positivas como la persistencia, la constancia, la responsabilidad, la disciplina y el compromiso. Básicamente sin estás características no podremos condensar nada estable en nuestra vida. Existe una esfera de la vida que nos pide eso fundamentalmente: el compromiso con la vida.

Todos, desde el lugar que sea, y haciendo lo que sea, necesitamos un grado mínimo de compromiso con nosotros mismos y con todo lo que encierra la vida.

Este es Saturno, y para las personalidades más extrovertidas e incluso descuidadas, Saturno puede ser verdaderamente una restricción y limitación de su espontánea libertad. Pero si algo hemos podido aprender de Saturno en su estadía por Sagitario es que no existe libertad real si no hay compromiso, compromiso con nuestra verdad.

Porque Sagitario es este signo de fuego que representa la síntesis de la experiencia de la vida. Quiere descubrir, quiere aventuras, quiere consumir toda su energía en planes hacia el futuro, quiere abrir su mente y expresarse a sí mismo en las infinitas posibilidades. Sagitario allí donde este en nuestra Carta Natal representa dónde queremos experimentar más, dónde queremos ser arriesgados y aventureros con una mentalidad abierta para probar la libertad que nos pueda dar ese fuego futurista.

Pero con Saturno estos dos últimos años y medio nos hemos preguntado de qué sirve actuar, ir lejos y abarcar mucho sin un propósito, sin un norte, sin una meta. Hemos entendido que viajar por viajar no tiene sentido, y que debe existir un grado de compromiso y de responsabilidad para experimentar las facetas más altas de esa libertad anhelada.

Se ha tratado de ser responsables con nuestra verdad. De comprometernos con ella. Claro, para todos la verdad puede ser algo diferente, pero aquí lo importante es ser honestos con nosotros mismos, ser verdaderamente... con todo lo que eso conlleve.

Ah, pero entonces, la expresión desinteresada e incluso evasiva del Sagitario se ha enfrentado con muchas imposiciones externas que le reclaman vivir de verdad; por que el Sagitario tiene esto de escaparse de si mismo, siempre sintiendo una constante insatisfacción, prefiere huir a nuevos ambientes, unos lejanos y extraños, con tal de olvidarse de su presente, y por ende de si mismo.

Esto nos llega a todos: Saturno nos ha pedido ser honestos con nosotros mismos, y ha sido severo, sobre todo por que nos acostumbramos a decirnos mentiras, y lo peor a creérnoslas.

Comprometernos con nuestra verdad puede que no sea lo más fácil, cómodo y rápido; pero siempre será lo correcto. No lo correcto para el mundo, o para la autoridad, no, lo correcto para ti mismo, porque solo así es que en realidad ganarás libertad. El resto son castillos de arena.

Todo este aprendizaje se ha retomado en las últimas dos semanas con la retrogradación de Mercurio, que nos ha recordado lo importante de reconsiderar esas verdades inamovibles creadas desde lo racional, para que podamos en realidad acercarnos a la verdad más pura y latente que vive dentro de nosotros mismos.

Pero aquí no acaba todo. Debemos tener en cuenta que los últimos grados transitados de un signo son los más fuertes, así que ahora es cuando de verdad incorporamos a Saturno en esa área de nuestra vida donde nos ha dado más libertad a cambio de más responsabilidad.

Saturno agita su cola despidiéndose, y entrega lo que sea que hayamos incorporado dentro de nosotros. Si es bueno o malo, depende exclusivamente de tu manera de ver la vida. Sin embargo, este mismo Saturno esta viviendo un tipo de desequilibrio, pues tiene un pie en Capricornio y otro en Sagitario. Se tambalea en el cambio, y todos estamos sintiendo cómo algo termina y cómo algo inicia.

¿Qué viene con Saturno en Capricornio?

Saturno es el regente oficial del signo de Capricornio, esto quiere decir que llegará a su casa. Podrá explayarse, quitarse los zapatos y estar a sus anchas. Intensificará lo que significa Saturno. La palabra clave de este 2018, y 2019 será MANIFESTACIÓN.

Ahora que encontramos nuestra voz, nuestra verdad, ahora que sabemos cómo verdaderamente ser libres, nos queda plasmar este nuevo estado de conciencia y cosechar en experiencias los grandes cambios.

Este año que viene es tu oportunidad para manifestar eso que tanto has soñado. Problablemente tengamos que trabajar con constancia y dedicación, pero no será un esfuerzo si te mantienes CONCENTRADA/O en aquello que quieres vivir, con todos sus detalles placenteros.

Este ingreso de Saturno afectará de sobre manera a los signos cardinales como Aries, Cáncer, Libra y por supuesto Capricornio. Así que si tienes el Sol, la Luna, el Ascendente o una fuerte acumulación de planetas en estos signos, ¡aprovecha! por que Saturno llevado conscientemente da más regalos que limitaciones.

Puedes reservar tu Consulta Astrológica para enterarte de cómo aprovechar esta nueva época. Reserva aquí.

Y claro, que si quieres saber más de la energía de la semana, puedes escuchar el horóscopo semanal.

Si te gustó, ¡comparte!

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: